Un meme que frecuenta mucho en el mundo del software libre o de la informática en general, es la expresión “Linux on a toaster” (Linux en una tostadora) o su variante “Linux on a potato” (Linux en una patata). ¿A qué se refieren con esto? ¿Puedo instalar Linux en una patata? ¿Puedo usar mi tostadora para jugar a Rocket League?

Bueno… No sé como de práctico es tener Linux en una patata, pero desde luego que la expresión era solo eso: una expresión. Se suele emplear refiriendose a una de las características más llamativas de Linux, y en gran parte es gracias al software libre. El hecho de gozar de la libertad de poder modificar la receta (código fuente) de un software, nos ayuda no solo a adaptarlo a nuestro gusto, si no, a un hardware concreto.

Linux powers...

Linux comenzó como el proyecto de un universitario finés. Quiso hacer un software para controlar el hardware que entonces disponía. Hoy en día Linux es usado por millones, y a pesar de que los ordenadores son bastante parecidos entre sí, más de uno ha pensado en poder usar Linux en un hardware menos convencional.

Se puede instalar Linux prácticamente en casi cualquier cosa que tenga o pueda considerarse un ordenador. ¿Hasta dónde se puede llegar? Yo mismo me hice esta pregunta: Recientemente conseguí instalar Debian, una popular distribución GNU/Linux, en una ¡Nintendo Wii!

En otra ocasión, bajo la necesidad de usar una calculadora con operaciones avanzadas en mi ordenador (con GNU/Linux), traté de buscar el programa apropiado. Abrí una nueva pestaña en el navegador y busqué “calculadora cientifica linux”. Los resultados me dejaron de piedra. Gran parte de ellos eran tutoriales de cómo instalar Linux en una calculadora científica.

Ay… Gentoo

Otro meme dentro del mundillo es “Install Gentoo” (Instala Gentoo). Para quien no lo sepa, Gentoo es una distribución GNU/Linux con la particularidad de que todo software se consigue mediante su receta y el ordenador se encarga de elaborar dicho software. Esto facilita aún más el poder obtener un sistema operativo (libre) completo en un hardware menos habitual. Aquí se desata el caos… Existen casos de gente que ha instalado Gentoo en su coche, en su microondas inteligente, en su televisión, y cada cual más absurdo.

No solo Gentoo recibe este tratamiento. Los fieles seguidores de otras distribuciones como Ubuntu, Debian o Arch siempre están al acecho de portar su sistema favorito a cualquier cosa.

Los beneficios

Aunque hay quien lo hace por el reto que puede suponer o simplemente por diversión, también cabe gente que lo hace con finalidades prácticas.

Gracias a esto tenemos un gran abanico de plataformas que podemos usar para aportarles nuevas funcionalidades, para garantizar que tenemos el completo control de dicho hardware, para darle una vida nueva a máquinas que se creian obsoletas… Y, por último, podemos usar Linux en ordenadores muy reducidos de precio (nótese el impacto de Android en el mercado de móviles), o mini-PCs como Raspberry Pi que hacen incapié en el Internet de las Cosas (IoT).

IoT

Categorías: Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *